Check my activity

Pablo Marshall R. Ph. D.

Durante el año 2020, universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica experimentaron una migración masiva a cursos online debido a la pandemia. En un corto período de tiempo, profesores y alumnos han debido adaptarse a un nuevo modelo de enseñanza y aprendizaje. El problema es que lograr las mejores prácticas en la educación en línea requiere mucho tiempo y recursos. Según los expertos, hay tres claves para el éxito en educación online: (i) interacción con el contenido, (ii) interacción con los instructores y (iii) Interacción entre pares.

Para alcanzar la interacción que recomiendan los expertos se requiere tiempo de académicos y diseñadores instruccionales. Los estudiantes también deben poner de su parte: disposición, interacción y planificación. Las instituciones de educación superior han llegado a la educación online sin estar completamente preparados.

Entonces, la pregunta de interés es si, en este inesperado escenario, los alumnos están aprendiendo de la misma forma como lo hacían en clases presenciales, si los profesores pueden mantener el mismo nivel de exigencia de las clases presenciales, y si los estudiantes van a mantener la motivación y el interés.

Una forma de ayudar al éxito de los estudiantes en este formato online es a través del Big Data y el Learning Analytics. Una experiencia exitosa es la implementada en la Universidad de Maryland, EE.UU. denominada Check My Activity. La idea de esta herramienta es que los alumnos al ingresar a la plataforma de cursos (LMS) tienen la opción de acceder a estadísticas de su actividad en la plataforma, y compararla con la de sus compañeros. Adicionalmente, el sistema entrega al alumno una probabilidad de que el alumno apruebe el curso. 

La experiencia de la Universidad de Maryland muestra que 90% de los alumnos utilizó la herramienta Check My Activity y que quienes lo hicieron tuvieron casi 2 veces más probabilidad de aprobar el curso.

La figura a continuación muestra un ejemplo de la visualización a la cual puede acceder un alumno para cada uno de sus cursos. El punto rojo en la figura corresponde a su propia actividad, y nota final del curso estimada, mientras que los otros puntos del gráfico corresponden a otros alumnos. El alumno puede visualizar su actividad actual y cuáles serían las consecuencias de mantener o aumentar la actividad en el curso.

Categorías